ENVÍO REFRIGERADO GRATUITO PARA PEDIDOS SUPERIORES A 60€

Envío refrigerado gratuito para pedidos superiores a 60€

  • No hay productos en tu carrito.

Olde Remeker

11,7547,00

Más de 13 meses de maduración en baldas de madera hacen falta para otorgarle a esta versión del Remeker todo su carácter. Su textura conserva la humedad y cremosidad de sus compañeros más jóvenes, con el contrapunto que aportan los cristales de proteína. Intenso, maduro.

Las verdes praderas de Holanda con las que se alimentan sus vacas le aportan a la leche notas muy aromáticas, a flores y frutos secos. Una versión real de los clásicos quesos de rueda holandeses, alejado de los procesos industriales y circuitos más comerciales, para afianzarse en la tradición y el saber hacer de esta granja cuyos conocimientos se heredan de padres a hijos. El resultado es un queso delicioso, ideal para una fondue en invierno o un aperitivo en época estival.

  • Leche Cruda de vaca
  • Cuajo Animal
  • Pasta Dura
  • Afinado 13 meses
  • Corteza Cepillada
  • Origen Postweg, Holanda
  • Productores Familia Van der Voort
Limpiar
Cantidad

Descripción

LA QUESERÍA

Generación tras generación, así es como ha evolucionado la granja de la familia Van der Voort desde 1650. Fue en el año 1926 cuando comenzaron a explotar ellos mismos su ganado de vaca Jersey, que fue el primero tanto de la finca como del país.

Ahora, Peter (padre) y Jan Dirk (hijo), lideran un proyecto familiar cuyos quesos hablan por sí solos: elaborados con leche cruda de su propio ganado alimentado con pastos de las verdes praderas de su finca. En 1991 le concedieron la certificación de granja orgánica, aunque llevaban ya años elaborando bajo esa filosofía. Apuestan fielmente por elaboraciones de leche cruda, sin procesar, utilizando únicamente cultivos de arranque natural y cuajo orgánico, lo que los diferencia del resto de granjas de Holanda. Otra particularidad de sus quesos es que frotan las cortezas con su propio ghee, cuya proteína y grasa es transformada por las enzimas y bacterias en un particular y único sabor aromático. Pueden presumir de una forma de trabajo manual y natural, pues confían tanto en los valores y cualidades de la leche cruda que simplemente dejan que ésta y sus bacterias vivas hagan su trabajo. Como debe ser.

Ellos mismos lo dicen y nosotros lo corroboramos ¡este queso está vivo!

También te recomendamos…